¿Cuáles son las debilidades de Leo?

 

Leo es un signo realmente encantador y si conoces a alguien de este signo entenderás que se trata de personas que hechizan desde el principio, desde el primer momento en que les conoces. Sus atributos son grandiosos, eso es indudable cuando revisamos sus características y es que se trata nada menos que del líder innato de la astrología, el rey y el guerrero. Leo enfrenta las peleas de la vida con honor, entrega y sacrificio y no es sencillo hacerle desistir cuando tiene un objetivo en mente.

De hecho, es el que dirige los grupos a los que pertenece y lidia también con los problemas de los demás. Simplemente saben lo que tiene que hacer y lo ponen e practica, dando grandes lecciones a sus seres queridos. Pero el bueno de Leo tiene también su costado flaco como el resto de los signos. Tantas responsabilidades hacen mella en cualquier persona, por más preparada que este. Si crees que Leo es perfecto y que no tiene falencias, pues te equivocas y aquí te indicamos cuales son las debilidades de Leo.

Sus virtudes son sus caídas

Leo es tan virtuoso que todas esas ventajas de las cuales el se beneficia pueden ser su perdición. Su popularidad los pone en la cima, dándoles atención, amor y oportunidades de todo tipo, no obstante, cuando se está arriba es difícil ver para abajo. Leo es precisamente de esos que trata bien a la gente sin importar lo que sean, pero al momento de elegir amistades y parejas, se enfocan únicamente en aquellos que brillan igual que ellos. Además, su éxito social los priva muchas veces de concretar interacciones emocionales más plenas, pudiéndose sentir vacios en ocasiones.

Es cuando la vida de Leo se convierte en un círculo vicioso en donde ellos solo tienen tiempo para resolver problemas o socializar. Las mejores cosas de la vida son mucho más sencillas. La felicidad les puede ser esquiva, aunque ellos se concentran en su familia que es sin duda, su máxima prioridad. Además, estos chicos y chicas son muy trabajadores, lo cual les lleva al éxito o la estabilidad económica. La cuestión es que tanto trabajo cansa a las personas, generando estrés y enfermedades físicas. Leo debe regalarse a sí mismo un buen descanso de vez en cuando para alcanzar el equilibrio.

Inmaduros al enfrentar situaciones complejas

Otro problema de Leo tiene que ver con la forma en la cual resuelve sus pleitos amorosos. La realidad es que Leo es paz y amor mientras todo fluye, pero cuando hay problemas en el paraíso, todo cambia. Un problema de pareja la convierte en un asunto de orgullo y resentimiento rápidamente. Su inmadurez saldrá a flote rápido y de forma directa, lo cual no solo puede ser irrespetuoso, sino infructífero para ellos. Leo tendría que entender un poco más los giros que dan las relaciones y aceptarlas sin tanto conflicto. Romper las relaciones apenas fracasan no es la mejor solución. Por eso, a algunos leones les cuesta llevar adelante una estabilidad amorosa.

Artículos relacionados