Las actividades de recreación preferidas por Piscis

Puede ser muy variada, a veces esta preferencia cobra la forma de personas nadando, otras tantas la de ciclistas risueños, algunas más la de una manta extendida en el claro de un bosque con alimentos sobre ella. Son tan diversas que sería imposible enumerar todas sus personificaciones; lo que sí podemos hacer es comprender de inmediato que, donde quiera que haya personas, siempre encontraremos una actividad recreativa llevándose a cabo, antes o después, siempre la encontraremos. Es parte de nosotros, nos permite mantenernos saludables Piscis, por su forma de ser, posee comportamientos que no encontramos en el resto de los signos. Es el signo de la mezcolanza con el todo, del desapego, la sensibilidad humana. Sus aficiones recreativas conjugarán bien con su carácter.

Mientras Piscis se recrea

En Piscis mora una sabiduría intuitiva e incomprensible, a la que no se accede con el razonamiento ni el pensamiento lógico, un estrato diferente que constituye el fin último de la existencia. Por ello, aunque Piscis camine sobre este mundo, coma y beba de los frutos de la tierra y respire el aire común a todos, parte de él discurre sin las ataduras impuestas en este mundo. Los sistemas de valores, las competencias, las luchas, la búsqueda de riqueza, poder, conocimientos y placer; nada de esto es de su incumbencia. La sabiduría de Piscis es de naturaleza especial.

Entre sus actividades recreativas está la meditación, que es a la vez el arma con que hace frente a la complicada y sobrecargada urdimbre que enlaza las relaciones humanas. Se complace sirviendo a cuanto necesitado tenga la oportunidad de ayudar. El recrearse, para Piscis, es encontrar paz en su corazón, superar los males que aquejan al mundo; pero también disfrutar de largas temporadas de ocio, sin interrupciones y olvidando todas sus responsabilidades.

Siempre es bueno un momento para sí mismo

Un periodo de retiro donde encontrarse a sí mismo le hará bien. Aprovechará estas ocasiones para pintar un cuadro, componer una pieza musical o de cualquier otra variedad artística. Si no le fuera posible hallar un lugar donde permanecer en esa paz tan necesaria, Piscis se adaptaría a las circunstancias y se dejaría arrastrar por cualquier actividad. En contraposición a los otros signos del zodiaco, a Piscis le hacen menos falta las actividades recreativas. No se toma nada en serio, no asume compromisos, no adquiere responsabilidades.

Se podría decir que Piscis se mantiene en un estado prolongado de recreación. Como consecuencia de esto, suele olvidar hacia dónde va o cuáles son sus objetivos en la vida. No siente afición por aquello que consume el tiempo y esfuerzos de los demás. Piscis alcanza un buen estado de ánimo cuando se sumerge en sus sueños; pues es imaginativo y soñador. Es capaz de evadir la realidad y vivir en sus sueños, evitando la crudeza de la que muchas veces vive rodeado. Aunque se recrea muy bien en estas condiciones, podría afectarle demasiado la frustración de despertar en un entorno muy diferente al de sus sueños. Es necesario, pues, que exista algún ancla que siempre le muestre en qué dirección está la realidad.

Artículos relacionados